Saltar al contenido

Como Consumir Aceite De Coco

Aceite De Coco Para Cocinar
Como Consumir Aceite De Coco
4.5 (90%) 2 votes

Aceite de coco, ¿Para Cocinar?, ¿Como Consumirlo?

El aceite de coco tiene una enorme variedad de usos… desde la cosmética, hasta la salud, pasando, por supuesto, para cocinar.

Este es el tema que nos atañe en este artículo, pues la versatilidad de este aceite no es únicamente dada por la variedad de campos donde resulta útil, sino también por todas las maneras en las que puede ser utilizada dentro de la cocina.

Aceite De Coco Para Cocinar
Aceite De Coco Para Cocinar
Como Consumir Aceite De Coco

Beneficios de comer Aceite de Coco

El aceite de coco tiene una serie de nutrientes que lo hacen muy conveniente de comer, y su consumo habitual reemplazando aceites más tradicionales podría traer una gran gama de beneficios.

Sus ácidos grasos, minerales y vitaminas son esenciales en la dieta de cualquier persona que desee mantenerse sana. Algunos de los beneficios que nos puede traer el consumo directo de aceite de coco son los siguientes:

Pérdida de peso:

Debido a que las grasas que conforman el aceite de coco son de cadena media, son mucho más fáciles de procesar que las grasas de cadena larga presentes en otros aceites vegetales como el de canola o girasol.

Estas grasas de cadena larga tardan mucho más en procesarse y terminan acumulándose en forma de grasa peri abdominal, lo que se conoce coloquialmente como barriga.

Además, contiene elementos químicos llamados cuerpos ce-tónicos, los cuales reducen notablemente el apetito una vez son consumidos.

Aunado a todo esto, también acelera la actividad metabólica con su consumo.

Vitamina E:

El aceite de coco tiene altos niveles de vitamina E, que es el antioxidante más poderoso de la naturaleza.

El consumo de antioxidantes permitirá rejuvenecer la piel y tejidos de los órganos, debido a que los antioxidantes previenen la oxidación del tejido celular, que es la principal causa de su deterioro.

Además, los antioxidantes reducen el nivel de radicales libres (electrones libres que se separaron de su átomo) presentes en el cuerpo.

Cosa que es importante ya que los radicales libres han sido conectados a condiciones indeseables tales como la diabetes, el envejecimiento prematuro, la hipertensión e incluso el cáncer.

Ácido linoleico:

El ácido linoleico presente en el coco mejorará las capacidades anti-inflamatorias del cuerpo humano, así como su capacidad para cicatrizar eficaz y velozmente.

Vitamina K: Vitamina esencial en el proceso de cicatrización del cuerpo humano.

Menos tóxico para freír alimentos: Los aceites más comunes, como el de girasol, canola, soja, y  otros, generan toxinas al cocinar alimentos.

No es el caso del aceite de coco, que resulta libre de toxinas y es por lo tanto mucho más sano que otras alternativas.

Es muy importante que a la hora de comprar aceite de coco para consumo humano, busques aceites que no hayan sido centrifugados o hayan recibido algún tipo de tratamiento para refinarlos.

Se deben buscar aceites puros y prensados en frío, que podrás encontrar en una etiqueta que indicará si son “vírgenes” o “extra vírgenes”, y son estos los que debes comprar.

Para asegurarte de que estas recibiendo todos los nutrientes  y beneficios que buscas con el consumo del aceite de coco.

Como Consumir el Aceite De Coco

Aceite De Coco Para Cocinar
Aceite De Coco Para Cocinar

El aceite de coco es perfectamente seguro de consumir si se trata de aceite puro de coco.

Una de las cosas a tomar en cuenta es que solidifica a cualquier temperatura menor a 24 grados, por lo que resulta sumamente fácil de almacenar sin temor a salpicaduras o manchas.

Aquí algunos de sus usos:

Café con aceite de coco:

Mezcla un poco de aceite de coco en tu café, con o sin leche. Preferiblemente licúalo en vez de solo agitarlo un poco con una cucharilla, de esta manera el sabor del coco se integrará más al café y quedará una bebida con un sabor más frutal y una textura menos aceitosa.

Estabilizante:

Debido a que el aceite de coco se coagula a una temperatura relativamente alta (24 grados) es fácil utilizarlo como estabilizante o ingrediente encargado de otorgar textura a cualquier salsa o topping que se desee espesar.

Por otro lado, también puede ser derretido y utilizado en forma líquida para suavizar la textura de salsas y toppings que hayan quedado demasiado espesas.

Aderezo para ensaladas:

Puede utilizarse como aderezo de ensaladas, una alternativa mucho más sana a los aderezos artificiales cargados de conservantes y grasas saturadas que vencen el propósito de comer una ensalada en primer lugar

Aperitivo para cinéfilos:

Aplica aceite de coco derretido sobre palomitas para obtener un sabor mantequilloso sin sal y sin productos animales.

Haz de una merengada de frutas aún más nutritiva:

Utilízalo en batidos de frutas como complemento energético, purgador del exceso de peso y antibiótico, todo mientras le agregas sabor y textura.

Lubricante para implementos de cocina:

El aceite de coco puede efectivamente reemplazar a cualquier tipo de grasa de cocina para engrasar (valga la redundancia) y lubricar cualquier tipo de implemento que utilicemos, ya sea una sartén para freir algún alimento, o alguna bandeja que vayamos a utilizar para hornear nuestros alimentos.

Perfecto para freír:

Para sofreír carnes y vegetales, resulta bastante útil, ya que debido a su alto contenido graso, se quema a una temperatura bastante más alta que la mayoría de aceites vegetales.

El que más se acerca es el aceite de oliva, y se quema 100 grados por debajo de éste.

Por lo tanto, podrás cocinar comida frita sin que todo se llene de humo e impregne todo, inclusive quitándole en ocasiones algo del sabor de la comida.

Utilízalo como crema de untar:

Si bien su textura puede ser algo extraña y grasosa para quien nunca lo ha probado, el aceite de coco puede ser utilizado directamente como reemplazo de la mantequilla, ya sea para untar pan o aderezar alimentos.

Utilízalo para hornear:

En cualquier receta para un postre donde la mantequilla o el aceite formen parte, puedes reemplazar cualquier de los dos libremente por aceite de coco.

Lo cual le dará un sabor un poco más frutal y te permitirá disfrutar de todos los beneficios a la salud que el coco te aporta mientras disfrutas de un dulce.